La pitaya como cultivo

Tras realizar pruebas de comportamiento en diferentes tipos de suelo y clima durante el periodo necesario hemos llegado a la conclusión de que la pitaya, también conocida como fruta del dragón, además de ser un cultivo viable en nuestro país, es muy recomendable debido a su alta rentabilidad.

En Frondis-Pitaya disponemos de plantas de pitaya de distintas variedades (de pulpa roja, de pulpa blanca, variedad undatus y plantas de pitaya de la variedad amarilla). 

Nuestros cultivos se realizan mediante la propagación en hidroponía. Este sistema nos permite servir plantas libres de todas las enfermedades que se dan en el suelo.

¿Por qué plantar pitaya?

pitaya

  • Buen comportamiento en distintos tipos de suelo
  • Poca necesidad de agua
  • Fruta muy llamativa y agradable al paladar
  • Cultivo de larga duración (estimados entre 20 y 30 años)
  • Bajo coste de mantenimiento
  • Escasos (o en ocasiones nulos) costes en el uso de fitosanitarios
  • Rápida recuperación de la inversión inicial
  • La demanda de los mercados supera a la oferta
  • Garantía de éxito con la fruta

Propiedades de la pitaya

  • Bajo contenido calórico
  • Potente antioxidante
  • Rica en vitamina C, contiene mucílagos, ácido ascórbico y fenoles
  • Contiene gran cantidad de minerales
  • Contiene vitaminas B1, B2, B3
  • Más capacidad de actuar como laxante que el kiwi
  • Alto contenido en agua, fibra vegetal y fibra soluble, por lo que favorece el tránsito intestinal
  • Ayuda a prevenir la arterioesclerosis
  • Refuerza el sistema inmunológico favoreciendo la creación de plaquetas, glóbulos rojos y blancos
  • Reduce el riesgo de infartos cerebrales y cardiacos
  • Su consumo habitual ayuda a la desaparición de la diabetes
Pitaya undatus

¿Por qué nosotros?

Nuestro objetivo es el compromiso con el agricultor, hasta la culminación del proceso de la venta de la fruta, facilitando el acceso a los clientes que la demandan.

Como consecuencia de esta filosofía, podemos ofrecer un seguimiento personalizado a cada agricultor.